Search Menu
 
Cookie policy
Este sitio utiliza cookie, incluidos terceros, para funcionar correctamente y para enviar publicidad en línea con sus preferencias. Para más información o denegar la autorización, consulte nuestra Cookie Policy. Continuando la navegación, usted acepta el uso de cookies.
Caldo de huesos: de la tradición a la nutrición funcional
Caldo de huesos: de la tradición a la nutrición funcional

Caldo de huesos: de la tradición a la nutrición funcional

Fecha: 25 de marzo de 2022

El caldo de huesos se obtiene tras la ebullición prolongada (incluso hasta 72 horas) de los huesos, la mayoría de las veces con cartílagos y tendones adheridos.
El animal principalmente utilizado es la carne de vacuno, pero esto no excluye el uso de aves o pescado.
Una vez obtenido, puede consumirse antes de las comidas como bebida caliente alternativa a las infusiones o como base para otras preparaciones culinarias.
Un aliado para que nuestra salud se de a conocer!!!

Características nutricionales

los Caldo de huesos es un plato interesante desde el punto de vista nutricional.
Es un alimento con una densidad calórica muy baja; característica que lo convierte en un plato ideal para ser consumido incluso durante dietas hipocalóricas.
El componente destacado es el colágeno , en la base de la característica gelatina, rica en aminoácidos como la glicina , la prolina y la glutamina .
Luego encontramos la glucosamina , el condroitín sulfato , el ácido hialurónico y los glicosaminoglicanos .
Por último, no faltan minerales como el calcio, el fósforo, el selenio y el zinc en forma biodisponible.


Beber caldo de huesos aumenta el aporte de colágeno y glicina que relajan los tejidos y combaten las arrugas

Tocasana para la salud gastrointestinal

El tracto gastrointestinal es el distrito principal para el cual se recomienda este alimento.
Consumir caldo de huesos es una estrategia para quienes sufren de digestiones lentas o padecen dolencias relacionadas como hinchazón o ardor.
La glicina , de hecho , estimula la producción gástrica mientras que el ácido hialurónico facilita los procesos digestivos.

Incluso el intestino (reconocido finalmente como un órgano real) se beneficia de ello.
De hecho, muchos factores (dieta no regulada, abuso de drogas, tabaquismo, estrés, etc.) contribuyen a alterar la permeabilidad intestinal, haciéndola excesiva.
Se cree que esta condición, conocida como intestino permeable , es la base de la mayoría de las enfermedades gastrointestinales y autoinmunes.
Además de los nutrientes, tienen acceso al torrente sanguíneo y por tanto a los tejidos, sustancias que normalmente están bloqueadas como toxinas, alérgenos, antígenos y microbios.
Los glicosaminoglicanosfavorecen el rebrote y la reparación de estas zonas dañadas, reduciendo considerablemente la posibilidad de que los agentes nocivos den lugar a fenómenos inflamatorios y respuestas inmunitarias.
Además, la glutamina , una fuente de nutrición muy importante para los enterocitos (las células del intestino), contribuye a este efecto.
Finalmente, el caldo actúa en el intestino como un auténtico probiótico , proporcionando sustratos para la flora bacteriana, contrarrestando cualquier fenómeno disbiótico que no es nada raro cuando el intestino no está sano.


Caldo de huesos: un auténtico superalimento

Apoyo desintoxicante

Glicina ; _ componente estructural del glutatión (una de las defensas antioxidantes más potentes del organismo) y presente en el caldo, es muy útil para favorecer los procesos de desintoxicación.
A nivel hepático y renal participa en el procesamiento de determinadas sustancias mediante reacciones de conjugación y facilitando su eliminación.

Refuerzo de piel, uñas y articulaciones

La condroitina , la glucosamina y el ácido hialurónico son reconocidos como elementos esenciales para la salud de las articulaciones y la piel.
De hecho, se comercializan como suplementos, solos o combinados, con este mismo propósito.
El caldo de huesos, que contiene estos elementos, es una excelente fuente natural. Las uñas y el cabello
también se benefician, ya que se les aportan los aminoácidos necesarios para la síntesis de elementos estructurales como, por ejemplo, la queratina y el colágeno .

Colágeno hidrolizado: una alternativa práctica

La vida agitada y sus ritmos a menudo agotadores no permiten sacar tiempo para una preparación tan larga como la prevista para el caldo de huesos.
¿Qué hacer entonces?
Seguramente, la forma sencilla y práctica, además de adoptar una dieta saludable, pasa por el uso de suplementos.
Ya hemos hablado de las conocidas formulaciones a base de dichondroitina, glucosamina y ácido hialurónico pero, recientemente, el interés se ha desplazado, en particular, hacia el colágeno , dada la abundancia en el cuerpo humano y su función estructural presente en todos los tejidos.


Colágeno: ¿de qué se trata?

Conocido y estudiado durante años; las formulaciones actuales e innovadoras aportan colágeno en forma hidrolizada y/o peptídica .
Esta es la verdadera noticia: la hidrólisis, de hecho, garantiza una biodisponibilidad sin igual, superior a la que se obtiene al ingerir alimentos sólidos y un aporte real de los elementos que necesitamos.

Contraindicaciones

Hay un aspecto a tener en cuenta con respecto al caldo de huesos.
Se supone, de hecho, que los huesos, al ser un depósito natural de plomo, pueden liberar este elemento durante la cocción.
Dado que los niveles altos de plomo en la sangre pueden provocar daños en el cuerpo, la idea de los riesgos asociados con el consumo de caldo ha echado raíces.
Sin embargo, dado el consumo muy esporádico de la bebida, cabe señalar que esta hipótesis, aunque potencialmente cierta, no es suficiente para justificar incrementos significativos en sangre de este metal.

¿Alguna vez has preparado caldo de huesos? ¿Conocías el colágeno hidrolizado?
¡Cuéntanos en los comentarios!

Bibliografía

McCance RA, Sheldon W, Widdowson EM. Caldo de huesos y verduras. Arco Dis Niño. 1934;9(52):251–11

Samonina G, Lyapina L, Kopylova G, et al. Protección de la integridad de la mucosa gástrica por gelatina y péptidos simples que contienen prolina. Fisiopatología. 2000;7(1):69-73

Wald A, Adibi SA. Estimulación del ácido gástrico secretado por glicina y oligopéptidos relacionados en humanos. El Diario Americano de Fisiología. 1982 febrero; 242 (2): G85-8. DOI: 10.1152/ajpgi.1982.242.2.g85.

Van der hulst RR, Von meyenfeldt MF, Soeters PB. Glutamina: un aminoácido esencial para el intestino. Nutrición. 1996;12(11-12 Suplemento):S78-81

León-López A, Morales-Peñaloza A, Martínez-Juárez VM, Vargas-Torres A, Zeugolis DI, Aguirre-Álvarez G. Hydrolyzed Collagen-Sources and Applications. Molecules. 2019 Nov 7;24(22):4031. doi: 10.3390/molecules24224031. PMID: 31703345; PMCID: PMC6891674.

Lupu MA, Gradisteanu Pircalabioru G, Chifiriuc MC, Albulescu R, Tanase C. Efectos beneficiosos de los complementos alimenticios a base de colágeno hidrolizado para el cuidado de la piel (Revisión). Exp Ther Med. 2020 julio, 20 (1): 12-17. doi: 10.3892 / etm.2019.8342. Epub 2019 17 de diciembre. PMID: 32508986; IDPM: PMC7271718.

Puigdellivol J, Comellas Berenger C, Pérez Fernández MÁ, Cowalinsky Millán JM, Carreras Vidal C, Gil Gil I, Martínez Pagán J, Ruiz Nieto B, Jiménez Gómez F, Comas Figuerola FX, Aguilar Hernández ME. Eficacia de un suplemento dietético que contiene colágeno hidrolizado, sulfato de condroitina y glucosamina en la reducción del dolor y la capacidad funcional en pacientes con osteoartritis. Suplemento de dieta J 2019, 16 (4): 379-389. doi: 10.1080 / 19390211.2018.1461726. Epub 2018 27 de abril. PMID: 29701488.

Monro JA, León R, Puri BK. El riesgo de contaminación por plomo en las dietas de caldo de huesos. Hipótesis Med. 2013 abril;80(4):389-90. doi: 10.1016/j.mehy.2012.12.026. Epub 2013 31 de enero. PMID: 23375414




Sharing is Caring!






¡HAZ QUE SE ESCUCHE TU VOZ!
Opiniones, dudas, peticiones: déjanos un comentario