Search Menu
 
Cookie policy
Este sitio utiliza cookie, incluidos terceros, para funcionar correctamente y para enviar publicidad en línea con sus preferencias. Para más información o denegar la autorización, consulte nuestra Cookie Policy. Continuando la navegación, usted acepta el uso de cookies.
Suplementos y Alimentos para un Pelo Sano y Fuerte
Suplementos y Alimentos para un Pelo Sano y Fuerte

Suplementos y Alimentos para un Pelo Sano y Fuerte

Fecha: 03 de septiembre de 2020

Tener un pelo sano es un signo inequívoco de buena salud. El cabello es fundamental para expresar tu personalidad, hacerte notar y sentirte bien contigo mismo.

Los productos innovadores para fortalecer el cabello se están lanzando en el mercado de los cosméticos todo el tiempo, pero ¿cómo podemos cuidar nuestro precioso cabello con la nutrición adecuada y los complementos alimenticios naturales? ¡Veámoslo ahora!

El pelo visto de cerca

la estructura del cabello y las tres capas que lo componen

¿Cómo se compone el pelo?

Cada uno de nuestros cabellos se origina en el bulbo piloso, un área muy activa desde el punto de vista de la actividad metabólica y se desarrolla en una estructura bien caracterizada, que consta de tres capas superpuestas:

  • médula,
  • ladrar,
  • cutícula.

La médula es una región desordenada en el centro, rodeada por la corteza que contiene la mayor parte de la masa fibrosa (principalmente proteínas queratínicas y lípidos estructurales). La corteza finalmente está rodeada por la cutícula, una capa de células muertas superpuestas cuya tarea es formar la capa protectora real.

Tasa de crecimiento del pelo

El pelo es el tejido con mayor potencial de reproducción en el cuerpo humano. La tasa de crecimiento del cabello está en el rango de 0,5 cm a 2 cm por mes. Evidentemente, esta velocidad depende de varios factores:

  • genética,
  • sexo,
  • años,
  • cuadro hormonal.

Por lo general, el crecimiento óptimo del cabello ocurre desde la adolescencia hasta aproximadamente los 30 años y luego disminuye alrededor de los 40-50 años. El ciclo de vida incluye 3 fases: crecimiento, mantenimiento y descanso. Al final de esta última fase, se produce la caída del cabello, completamente fisiológica y necesaria para una correcta renovación (turn-over).

cabello bajo un microscopio

 

Nuestro pelo, sin embargo, está perpetuamente expuesto a factores estresantes de diversa índole, como variaciones hormonales, estilo de vida, comportamiento incorrecto, medio ambiente, así como el estado psicofísico del sujeto. Por lo tanto, el cabello puede fácilmente estresarse, debilitarse y enfrentar una caída prematura de naturaleza patológica (como la alopecia androgenética) y no.

¿Cómo fortalecer el pelo?

Además de las precauciones específicas del estilo de vida (sueño adecuado, limitación del estrés, no consumir alcohol y fumar) y, en los casos más graves, el tratamiento farmacológico, es muy importante adoptar una dieta equilibrada, ya que los nutrientes son fundamentales para garantizar el correcto ciclo fisiológico de todos los tejidos, especialmente si tienen alta proliferación como el bulbo piloso. Por tanto, debe garantizarse un suministro constante de estos nutrientes a partir de la sangre. Veamos cuáles son las sustancias que ayudan a fortalecer el cabello, qué papel juegan y dónde podemos encontrarlas en alimentos y suplementos.

Alimentos buenos para el pelo

alimentos para comer para un cabello fuerte y saludable

Proteinas

La primera atención debe prestarse a la cantidad y calidad de proteínas y aminoácidos ya que la queratina es una proteína con una función estructural. Las dietas hipoproteicas se asocian a una mayor fragilidad y riesgo de caída del cabello, careciendo de los componentes básicos necesarios para su formación. Para ser técnico, algunos aminoácidos como la cisteína y la metionina son particularmente importantes porque están presentes en porcentajes más altos en la secuencia de aminoácidos de la queratina. He aquí entonces un consumo de fuentes proteicas de alto valor biológico, como pescados, huevos y carnes blancas y rojas en las cantidades adecuadas, está indicado para asegurar belleza y fuerza a nuestro cabello.

Ácidos grasos

Las membranas celulares, incluidas las del cuero cabelludo, están formadas por lípidos y, por lo tanto, es importante consumir las cantidades adecuadas de grasa. En particular, se recomiendan los ácidos grasos omega 6 (en los niveles adecuados) y omega 3, que se encuentran principalmente en pescados grasos, frutos secos o aceites vegetales (aceite de aceitunas in primis).

Vitaminas

Las vitaminas están involucradas en casi todos los procesos celulares y, por lo tanto, también participan en el ciclo de vida del cabello.

  • Vitamina C y Vitamina E. Extraordinarios antioxidantes capaces de contrarrestar el exceso de radicales libres que pueden dañar el cuero cabelludo y el bulbo capilar, impidiendo su correcto crecimiento. Además, la vitamina C favorece la asimilación del hierro, mineral imprescindible para el suministro celular.
  • Vitamina D. Las deficiencias de esta vitamina se asocian con una pérdida anormal del cabello, especialmente en personas susceptibles. Además, parece realizar una acción que favorece el nacimiento de nuevos bulbos pilosos, contribuyendo así al engrosamiento del follaje.
  • Vitamina A. Interviene en la protección de agentes externos y en la síntesis de queratinas. Las deficiencias de esta vitamina provocan fragilidad y opacidad del cabello, así como sequedad del cuero cabelludo.
  • Las vitaminas del grupo B. B1, B2, B3 y B5 favorecen la nutrición de las células foliculares. El B6, por otro lado, ayuda a limitar la formación de caspa. B9 está relacionado con la tasa de proliferación celular. La B12 previene la caída del cabello y la B7 (biotina), finalmente, se considera el elemento más importante para el cabello ya que interviene en numerosas reacciones metabólicas. La biotina se usa ampliamente en el tratamiento de los trastornos del cabello, con una rica literatura científica que lo respalda.

Sales minerales

Las sales minerales también son muy importantes para una melena gruesa y saludable y su deficiencia puede ser la base de un pelo débil y quebradizo y un alto riesgo de caída temprana. Entre estos cabe mencionar:

  • Hierro. Interviene en los procesos de oxigenación celular y su deficiencia es responsable de la desnutrición del bulbo piloso.
  • Selenio. Fuerte antioxidante de apoyo considerable en el crecimiento celular.
  • Zinc. Componente de la estructura del cabello.
  • Azufre. Importante para dar tono y fuerza al cabello.
  • Cobre. Involucrado en procesos relacionados con la pigmentación.

Estos microelementos se pueden ingerir de forma natural a través de los alimentos, consumiendo una dieta variada todos los días rica en fuentes vegetales como frutas, verduras y cereales integrales.

Agua

Hay poco que decir sobre el agua. El correcto equilibrio hídrico es fundamental para mantener un tono óptimo de nuestro pelo. Por lo tanto, se recomienda mantenerse hidratado durante el día bebiendo mucha agua (aproximadamente 2lt).

Suplementos naturales para el pelo

suplementos para el pelo en una mesa de madera

 

En cuanto a los complementos naturales para el pelo, pueden resultar de gran utilidad en caso de que los nutrientes de los que hemos hablado no se consuman de forma óptima con la dieta. A las formulaciones clásicas de probada eficacia (multivitamínicos, multiminerales, proteínas y aminoácidos) se añaden algunos extractos naturales con un prometedor efecto nutracéutico.

Al tratarse de un área relativamente nueva, los datos de los que disponemos, aunque alentadores, deben interpretarse con rigor científico. Las plantas, de las que se obtienen estos complementos, que tienen un alto contenido en polifenoles y sustancias antioxidantes útiles, como:

  • Panax ginseng
  • Malus pumila
  • Moringa oleifera
  • Allium sativum
  • Camelia sinensis
  • Rosmarinum officinalis

Conclusiones

Como hemos visto, un elemento aparentemente banal como el pelo encierra una enorme complejidad en su interior. Es muy importante comprender todos los mecanismos subyacentes a la fisiología para poder adoptar y desarrollar todas las estrategias necesarias para preservar su salud. Aferrarse a nuestro cabello indirectamente significa aferrarse a nosotros mismos y ese es nuestro deber.

 


¿Alguna vez ha tomado un suplemento para el pelo? ¿Has notado la diferencia? ¡Dinos en los comentarios!

 


Bibliografía

[1]  B. Buffoli et al., "The human hair: From anatomy to physiology," Int. J. Dermatol., vol. 53, no. 3, pp. 331-341, Mar. 2014, doi: 10.1111/ijd.12362.

[2]  R. D. Sinclair, "Healthy hair: What is it?," in Journal of Investigative Dermatology Symposium Proceedings, 2007, vol. 12, no. 2, pp. 2-5, doi: 10.1038/sj.jidsymp.5650046.

[3]  L. J. Goldberg and Y. Lenzy, "Nutrition and hair," Clin. Dermatol., vol. 28, no. 4, pp. 412-419, 2010, doi: 10.1016/j.clindermatol.2010.03.038.

[4]  "Nutrition and hair health | The Trichological Society." https://www.hairscientists.org/hair-and-scalp-conditions/nutrition-and-hair-health (accessed Jul. 02, 2020).

[5]  A. M. Finner, "Nutrition and Hair. Deficiencies and Supplements," Dermatologic Clinics, vol. 31, no. 1. Dermatol Clin, pp. 167-172, Jan. 2013, doi: 10.1016/j.det.2012.08.015.

[6]  H. M. Almohanna, A. A. Ahmed, J. P. Tsatalis, and A. Tosti, "The Role of Vitamins and Minerals in Hair Loss: A Review," Dermatology and Therapy, vol. 9, no. 1. Springer Healthcare, pp. 51-70, Mar. 01, 2019, doi: 10.1007/s13555-018-0278-6.

[7]  D. P. Patel, S. M. Swink, and L. Castelo-Soccio, "A Review of the Use of Biotin for Hair Loss," Skin Appendage Disorders, vol. 3, no. 3. S. Karger AG, pp. 166-169, Aug. 01, 2017, doi: 10.1159/000462981.

[8]  E. Bassino, F. Gasparri, and L. Munaron, "Protective role of nutritional plants containing flavonoids in hair follicle disruption: A review," International Journal of Molecular Sciences, vol. 21, no. 2. MDPI AG, Jan. 02, 2020, doi: 10.3390/ijms21020523.




Sharing is Caring!






¡HAZ QUE SE ESCUCHE TU VOZ!
Opiniones, dudas, peticiones: déjanos un comentario



Compre de forma segura en IAFSTORE
10% descuento extra en el primer pedido