Search Menu
Los 3 errores más comunes en el gimnasio y cómo evitarlos
Los 3 errores más comunes en el gimnasio y cómo evitarlos

Los 3 errores más comunes en el gimnasio y cómo evitarlos

Fecha: 03 de julio de 2020

Hoy hablamos sobre cuáles son los tres errores que se ven con mayor frecuencia en el gimnasio y cómo evitarlos para evitar lesiones, enfocándonos en algunas buenas reglas para protegernos de inconvenientes inconvenientes como:

  • lesiones e inflamación;
  • sobreentrenamiento;
  • falta de progreso;
  • posturas incorrectas;
  • Estética no óptima.

1. No realice un buen calentamiento

Una mujer realiza ejercicios de calentamiento en el gimnasio.

 

El calentamiento (o warm-up) debe considerarse una parte integral de nuestro entrenamiento. Su función fundamental es preparar nuestros músculos, nuestras articulaciones y el sistema cardiorrespiratorio (en el caso de deportes más dinámicos como Crossfit) para enfrentar el esfuerzo que seguirá de la mejor manera posible y con la máxima seguridad. Hacer un buen calentamiento cardiovascular y articular nos ayuda a protegernos de:

  • Lesiones musculares (contracturas, distensiones o desgarros en casos graves);
  • Lesiones de tendones y / o articulaciones (inflamaciones de varias magnitudes, rupturas totales y / o parciales de cartílagos o tendones articulares);
  • Taquicardia e hiperventilación con retraso en su regulación durante un esfuerzo aeróbico.

El calentamiento también tiene un propósito que podríamos definir como "preventivo a largo plazo": hacer rutinas específicas de calentamiento para diferentes articulaciones y / o diferentes grupos musculares nos ayuda a fortalecer áreas del cuerpo que podrían ser más débiles por constitución, para lesiones previamente sufridas o por estrés, por ejemplo, los hombros en el Crossfit, donde la mayoría de los movimientos que se realizan son "sobrecarga".

2. Tenga prisa para obtener resultados

Chica con lesión en la muñeca en el gimnasio.

 

Para lograr los resultados que esperamos, se necesita sacrificio, paciencia y mucha perseverancia. Saltarse algunas etapas de este camino y tener prisa por llegar allí podría ser arriesgado.
Tener una buena técnica al realizar los movimientos nos salva de numerosos errores que, si se prolongan y se repiten con el tiempo, podrían causar dolor crónico y lesiones.

Por ejemplo, imagine realizar un peso muerto con una espalda curva, sin comprometer toda la cadena muscular posterior... en su opinión, ¿qué posibilidades hay de sufrir una lesión, un dolor en la parte lumbar? Las probabilidades son muy altas. Tal vez podríamos salvarnos las primeras veces, pero a la larga hará que nuestro cuerpo no funcione de una manera funcional pero disfuncional (disfunción = inflamación = dolor).


Además, debemos considerar que nuestro cuerpo debe estar listo para soportar los volúmenes que elegimos darle. Aquí traigo a la luz dos ejemplos clásicos:

  • Primer día en el gimnasio, me siento fuerte y capaz de levantar 100 kg de peso muerto. ¡Error para evitar absolutamente! Es cierto que podemos tener la fuerza para hacerlo, pero nuestro cuerpo y todas sus estructuras no están entrenados para tal esfuerzo. Lo primero que debe hacer es asimilar la técnica, incluso con el balancín descargado. Posteriormente podemos aumentar el peso pero siempre de forma gradual.
  • El juego de fútbol ocasional con amigos. En estas situaciones, las intenciones del jugador suelen ser lograr el mejor rendimiento de su vida para no decepcionar las grandes expectativas de sus compañeros de equipo. El jugador entonces dará un 200% pero con una alta probabilidad de regresar a casa con dolor o lesión.

3. Planifica tu entrenamiento tú mismo

Una chica entrena con el entrenador personal en el gimnasio

 

Cualquiera que sea el deporte que practiquemos, los entrenamientos que realicemos deben tener sentido lógico y ser preparatorios el uno para el otro. Por esta razón, si no podemos planificar nuestra capacitación por nuestra cuenta, debemos confiar en un entrenador personal experto. Sin embargo, recomiendo la elección de este último: dedicamos tiempo para asegurarnos de que sean personas calificadas y competentes. La superficialidad y la incompetencia pueden ser letales para nuestras actuaciones y para la seguridad de nuestro cuerpo.

Espero que estos consejos hayan sido útiles y puedan ayudarlo a evitar inconvenientes desagradables. ¡Feliz entrenamiento para todos!


¿Conoces otros errores comunes para aquellos que comienzan a hacer gimnasia? ¡Escríbelos en los comentarios!




Sharing is Caring!






¡HAZ QUE SE ESCUCHE TU VOZ!
Opiniones, dudas, peticiones: déjanos un comentario