Search Menu
Microbiota y eje hígado-intestino
Microbiota y eje hígado-intestino

Microbiota y eje hígado-intestino

Fecha: 29 de marzo de 2021

Microbiota intestinal y eje hígado-intestino: ¿que es?

La microbiota intestinal es el conjunto de microorganismos que colonizan el tracto digestivo.
Estos microorganismos viven en simbiosis con el cuerpo humano y juegan un papel importante en el mantenimiento de una salud óptima. Entre los problemas que se relacionan con la disbiosis intestinal se encuentran varias patologías como:

  • síndrome del intestino irritable
  • obesidad
  • diabetes tipo 2
  • patologías del hígado

Es la relación de comunicación entre el hígado y el intestino, que tiene lugar a través de la vena porta, los ácidos biliares y la circulación sistémica, que se define como el eje hígado-intestino.
Entre las tres rutas mencionadas anteriormente, la veta porta es la principal.
Aquí fluye la sangre que proviene de los órganos que componen el tracto digestivo, como el bazo, el páncreas y la vesícula biliar.

Eje hígado-intestino: estado de salud

Si la microbiota sufre cambios que alteren su funcionalidad normal, puede surgir un estado de inflamación que sea capaz de alterar la funcionalidad normal de la barrera intestinal.
Esto, de hecho, debido a la rotura de las uniones estrechas del epitelio, pierde su integridad y permite el paso tanto de microorganismos como de metabolitos.
Estos pueden llegar al hígado y provocar un proceso inflamatorio que, si se prolonga en el tiempo, puede provocar la pérdida de función del tejido hepático afectado.
El eje hígado-intestino influye en la aparición de diversas enfermedades hepáticas crónicas que se dividen principalmente en dos:

  • enfermedad hepática relacionada con el alcohol (ALD)
  • enfermedad del hígado graso no relacionada con el alcohol (NAFLD)

El consumo excesivo de alcohol es una de las principales causas del deterioro de la integridad de las uniones estrechas de la barrera intestinal que se traduce en una mayor permeabilidad, en el estado inflamatorio del intestino y en la modificación de la microbiota intestinal.
El abuso de alcohol implica una disminución de los Clostridiales que componen la microbiota responsable de la producción de butirato y un aumento de las especies de Enterobacteriaceae que tienen un efecto proinflamatorio.
Las enfermedades hepáticas no relacionadas con el abuso de alcohol son consecuencia de la acumulación de triglicéridos en los hepatocitos y la disbiosis intestinal.
Estas afecciones, en algunos de los pacientes con NAFLD, pueden causar la aparición de un estado inflamatorio crónico que puede provocar cirrosis y cáncer de hígado.
De hecho, una microbiota intestinal anormal es común en pacientes con cáncer de hígado.


La disbiosis intestinal y su daño a la barrera intestinal parecen ser factores comunes en muchas enfermedades hepáticas crónicas.
Entre los enfoques terapéuticos, la importancia de los probióticos parece estar ganando terreno incluso si serán necesarios más estudios para confirmar la funcionalidad efectiva de los probióticos como herramienta terapéutica.
Una vez más, es imposible no sorprenderse y fascinarse por la complejidad del funcionamiento del cuerpo humano. Al final de esta lectura, queda la certeza de que el hígado y el intestino se comunican de manera constante y tan importante como para ser un pilar de nuestro bienestar.

 

Milosevic I, Vujovic A, Barac A, Djelic M, Korac M, Radovanovic Spurnic A, Gmizic I, Stevanovic O, Djordjevic V, Lekic N, Russo E, Amedei A. Gut-Liver Axis, Gut Microbiota, and Its Modulation in the Management of Liver Diseases: A Review of the Literature. Int J Mol Sci. 2019 Jan 17;20(2):395. doi: 10.3390/ijms20020395. PMID: 30658519; PMCID: PMC6358912.

Sokol H. Définition et rôles du microbiote intestinal [Definition and roles of the gut microbiota]. Rev Prat. 2019 Sep;69(7):776-782. French. PMID: 32233323.

Tripathi A, Debelius J, Brenner DA, Karin M, Loomba R, Schnabl B, Knight R. The gut-liver axis and the intersection with the microbiome. Nat Rev Gastroenterol Hepatol. 2018 Jul;15(7):397-411. doi: 10.1038/s41575-018-0011-z. Erratum in: Nat Rev Gastroenterol Hepatol. 2018 May 21;: PMID: 29748586; PMCID: PMC6319369.




Sharing is Caring!






¡HAZ QUE SE ESCUCHE TU VOZ!
Opiniones, dudas, peticiones: déjanos un comentario