Nutrición Recetas y Comida

Manteca de cacahuete y crema de cacahuete | Las diferencias que necesitas saber

Manteca de cacahuete y crema de cacahuete | Las diferencias que necesitas saber

de in Nutrición - Recetas y Comida

última actualización: 22/10/2019

  español change italiano english français deutsch español


¿Te encanta la manteca de cacahuete? ¡No eres la única persona! Elige conscientemente el producto mejor para ti: echa un vistazo a las diferencias entre la manteca de cacahuete y la crema de cacahuete, dos productos similares solo en apariencia, pero que en realidad tienen efectos muy distintos sobre la salud.

Aunque en Italia todavía se encuentra con «dificultades culturales» y algunos nutricionistas europeos (en particular, italianos) la consideran un elemento nutritivo controvertido, la manteca de cacahuete sigue siendo uno de los productos más populares en todo el continente americano, al igual que en Asia y en muchos países europeos.

Al parecer, este manjar a base de cacahuete surgió a finales del siglo XIX en Saint Louis, Misuri, gracias al farmacéutico George A. Bayle Jr. Desde ese momento, el mundo de los sándwiches no volvió a ser el mismo y la manteca de cacahuete se convirtió en un producto imprescindible en toda mesa estadounidense.

Manteca de cacahuete o crema de cacahuete: diferencias

crema de cacahuete y manzanas

¿Quién puede resistirse a un sándwich a base de crema de cacahuete y manzana?

 

Aunque nació como sustituto de la carne debido a su alto contenido de proteínas (25 g por 100 g de producto), la manteca de cacahuete contiene también una cantidad significativa de grasa (aprox. 50 g por 100 g de producto).

 

Pero la manteca de cacahuete y la crema de cacahuete NO son lo mismo. Aunque la industria alimentaria tiende a disimular sus diferencias y a veces equipara los dos productos en términos nutricionales, del cacahuete triturado se derivan dos alimentos muy diferentes con distintas características organolépticas y efectos sobre la salud. Veamos cómo y por qué es importante diferenciar la manteca de cacahuete de la crema de cacahuete.

Manteca de cacahuete

Mucho más extendida e industrializada, la manteca de cacahuete (o manteca de maní americano) no presenta unas características nutricionales ideales:

  • Tiene un alto contenido de grasas saturadas, debido a los aceites vegetales hidrogenados añadidos (a menudo, aceite de palma) y al tipo de procesamiento de los frutos.
  • Es rica en sal, en cantidades que pueden superar los 0,8 g por 100 g de producto.
  • A menudo también se le añaden azúcares refinados, que cuestan mucho menos que los propios cacahuetes y potencian el sabor.

Estos elementos se añaden al cacahuete para que el producto adquiera su consistencia característica, densa, con cuerpo, deliciosa, ideal para untar en una rebanada de pan. Al amasar el producto, el aceite tiende a separarse de forma natural de la manteca y a quedar en la parte superior del tarro. Para evitar esta separación, se incorporan aditivos adicionales que favorecen y estabilizan la emulsión, haciéndola aún más densa, compacta y sabrosa.
Todos estos ingredientes adicionales mejoran en gran medida la consistencia del producto, pero son perjudiciales para la salud de los amantes de la manteca de cacahuete.

Crema de cacahuete

crema de cacahuete biológica

Emulsionar la crema de cacahuete, más grasa que la manteca, es sencillo: ¡basta con mezclar muy bien!


La crema de cacahuete es un excelente sustituto de la manteca de cacahuete porque se elabora solo con cacahuetes al 100 %, sin añadir aceites hidrogenados, azúcares refinados ni sal. Por supuesto, la consistencia de la crema es mucho menos densa, casi líquida, pero también es mucho más saludable y válida a nivel nutricional.

 

Se elabora en exclusiva con frutos de cacahuete tostados y triturados  y, si se trata de crema de cacahuete biológica, no se añaden colorantes, conservantes ni aditivos químicos. De hecho, la agricultura biológica cumple normas estrictas de impacto ambiental y está sujeta a controles periódicos por parte de los organismos de certificación y la inspección competente.

Para nosotros, adictos a este producto, todo ello se traduce en la garantía de consumir crema de cacahuete biológica de alta calidad.

Propiedades de la crema de cacahuete biológica

La crema de cacahuete biológica es de por sí un alimento saludable y, potencialmente, un aliado válido para la dieta porque:

  • Es rica en proteínas vegetales y también óptima para quienes siguen una dieta vegetariana o vegana.
  • Proporciona grasas no saturadas como omega 3 y 6, útiles para prevenir las enfermedades cardiovasculares.
  • Contiene microelementos útiles como vitaminas E y B y sales minerales tales como hierro, potasio, fósforo, magnesio, zinc y cobre.

¡Atención! Revisa bien las etiquetas. La crema de cacahuete no debe tener aditivos porque, de lo contrario, se convierte literalmente en otro tipo de alimento.

La crema de cacahuete biológica es también perfecta para los celíacos, ya que no contiene gluten.

La recomendamos

  • Como tentempié para merendar y antes de hacer deporte (combinada con frutas, verduras, galletas).
  • Para el desayuno, untada en tostadas o pan (mejor si es integral).
  • Como un ingrediente dulce-salado para preparar fabulosos dulces y biscotes (como las famosas «Peanut cookies») o para enriquecer algunos platos, como es habitual recientemente en Tailandia o en ciertas áreas del sudeste asiático.

¡Compre la crema de cacahuete 100% orgánica aquí!

 


Artículos sugeridos:

Crema de avellanas | Propiedades y beneficios de las avellanas en crema

No solo es irresistiblemente buena: la crema de avellanas orgánica, vegana y sin chocolate también es uno de las cremas para untar más saludables… leer más

La importancia de la hidratación para un mayor rendimiento

Durante el ejercicio prologando es fácil deshidratarse. La deshidratación puede acarrear efectos adversos tales como la reducción de la capacidad… leer más

Pastel con el interior de chocolate caliente

Receta para un delicioso pastel con el interior de chocolate caliente... sin remordimientos: en esta receta no hay azúcares añadidos leer más