Search Menu
 
Cookie policy
Este sitio utiliza cookie, incluidos terceros, para funcionar correctamente y para enviar publicidad en línea con sus preferencias. Para más información o denegar la autorización, consulte nuestra Cookie Policy. Continuando la navegación, usted acepta el uso de cookies.
Cómo curar un resfriado: síntomas, causas y remedios
Cómo curar un resfriado: síntomas, causas y remedios

Cómo curar un resfriado: síntomas, causas y remedios

Autor:
Fecha: 23 de noviembre de 2016

Resfriado

El resfriado es una infección del tracto superior de las vías respiratorias causada por más de doscientos virus que se propagan por el aire, a través de los estornudos, la tos, o por contacto con objetos infectados. Las mucosas que recubren la nariz y la garganta reaccionan a la invasión de virus hinchándose y segregando más mucosidad. Esto produce congestión, estornudos, tos, dolor de garganta y una sensación general de malestar, que representan el mecanismo mediante el cual el organismo expulsa el virus y nos fuerza a bajar el ritmo y descansar. Aunque este trastorno puede manifestarse en cualquier época del año, es más común durante el otoño e invierno, y afecta principalmente a personas cuyo sistema inmunitario se encuentra debilitado debido a un exceso de trabajo, a trastornos persistentes o a una mala alimentación y un estilo de vida sedentario.
La mejor cura consiste en estimular las defensas naturales del cuerpo tan pronto como aparezcan los consabidos síntomas. Cuando el virus se instala en el cuerpo, se puede recurrir a las terapias naturales que realizan una acción antivírica directa e inducen al sistema inmunitario a eliminar el virus. Muchos resfriados duran entre tres y diez días. No se recomienda tomar medicamentos de venta libre ya que los síntomas de la enfermedad representan el esfuerzo por parte de las defensas inmunitarias por eliminar el virus. En consecuencia, las medicinas que eliminan los síntomas prolongan la duración de la enfermedad y pueden provocar su reaparición.
Distinguir un resfriado de una gripe no siempre es fácil. En los adultos, la gripe se manifiesta con dolores generales y fiebre, aunque en ocasiones también el resfriado puede ir acompañado de un aumento de la temperatura. Sin embargo, en los niños, la fiebre entra dentro de los síntomas normales de la enfermedad. En el caso de que los síntomas del resfriado persistan o estén acompañados de secreción de mucosidad amarilla o verdosa, se recomienda consultar a un médico, ya que podría tratarse de una alergia o de otro tipo de infección, por ejemplo sinusitis.
La ocurrencia de más de dos resfriados al año en edad adulta puede indicar intoxicación subyacente del organismo. Según algunos investigadores, el cuerpo utiliza el virus del resfriado para desintoxicarse a través de la eliminación de las mucosidades y la pérdida de apetito, lo cual probablemente es cierto en algunos casos. Por otra parte, una de las principales causas de los resfriados recurrentes es un sistema inmunitario debilitado a causa de un estilo de vida inadecuado.

 

SÍNTOMAS

  • Rinorrea (secreción de mucosidades nasales)
  • Estornudos
  • Congestión
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Hinchazón en los ganglios linfáticos
  • Fatiga
  • Falta de apetito
  • Fiebre moderada (en ocasiones en los niños puede ser alta)

PRINCIPALES CAUSAS

  • Intoxicación del organismo
  • Sistema inmunitario afectado debido al estilo de vida, a carencias nutricionales o a altos niveles de estrés.

TRATAMIENTO


Dieta

Alimentos recomendados:

Hacer comidas ligeras. Las verduras al vapor, sopas, caldos e infusiones de hierbas permiten que el organismo se concentre en el proceso de curación en lugar de en el de digestión. En caso de falta de apetito, no se fuerce a comer.
Puesto que es esencial que mantenga su cuerpo hidratado, beba agua mineral y otros líquidos en abundancia (véanse las consideraciones sobre el azúcar y los zumos en el párrafo siguiente) para expulsar las toxinas y evitar que la mucosa de las vías respiratorias se seque.
Se sugiere aumentar el consumo de jengibre, cebolla y ajo y tratar de añadir uno o más de estos alimentos a un caldo de gallina o miso.
El agua caliente con limón, miel y canela es un remedio tradicional para el resfriado. Beba una taza cada dos horas para calmar el dolor de garganta y tórax, prevenir la acumulación de mucosidades y estimular una sudoración saludable.

 

Alimentos a evitar:

El azúcar reduce el número de glóbulos blancos producido por el organismo y compromete el sistema inmunitario. Por consiguiente, es aconsejable eliminar los azúcares refinados de la dieta durante el periodo de enfermedad. También es importante tener cuidado al tomar zumos. De hecho, a pesar de que constituyan una cura tradicional para el resfriado, los zumos de frutas -en particular el zumo de naranja- generalmente contienen más azúcar que vitamina C. Antes de beberlos, sugerimos diluirlos.
Evite el consumo de leche y productos lácteos durante el resfriado, ya que estimulan la secreción de mucosidades y empeoran los síntomas.

 
Siete prescripciones fundamentales - Resfriado
Prescripción nº 1 Remedio homeopático combinado para el resfriado.
Tomar una dosis de remedio combinado para el resfriado cuatro veces al día durante tres días cuando se manifiestan los primeros síntomas de resfriado. Si observa una mejoría, deje de tomar el remedio a menos que no reaparezcan los síntomas. Si no observa ninguna mejoría transcurridas las primeras veinticuatro horas, elija entre los remedios listados en la sección «Homeopatía» aquel que mejor se ajusta a sus síntomas.
Prescripción nº 2
Equinácea (Echinacea purpurea) e hidrastis (Hydrastis canadensis)
Un producto que combine equinácea con hidrastis fortalece la función inmunitaria. En concreto, la equinácea es un agente antivírico.
Advertencia: en ausencia de secreción de mucosidades usar solo la equinácea. Tomar 500 mg o de 2 a 4 ml de jarabe cuatro veces al día.
Prescripción nº 3 Lomatium (Lomatium dissectum).
Tomar 500 mg o de 2 a 4 ml de jarabe cuatro veces al día. El lomatium es un potente antivírico.
Prescripción nº 4 Vitamina C.
Tomar 1.000 mg de tres a cuatro veces por día. Reducir la dosis en caso de diarrea. La vitamina C fortalece el sistema inmunitario mediante el aumento de la actividad de los glóbulos rojos.
Prescripción nº 5 Zinc.
Tomar de 15 a 25 mg de zinc en pastillas (gluconato o acetato de zinc) cada dos horas durante cuatro días. El zinc estimula la respuesta inmunitaria y puede actuar como antivírico. Los espráis nasales de zinc pueden resultar muy eficaces. Siga la dosis indicada en el envase.
Prescripción nº 6 Jengibre (Zingiber officinale).
Tomar 500 mg en forma de píldoras o beber una infusión fresca cuatro veces al día. El jengibre es eficaz contra el dolor de garganta y los resfriados.
Prescripción nº 7 Astrágalo (Astragalus membranaceus).
Tomar de 500 a 1.000 mg o 3 ml de jarabe de dos a tres veces al día. El astrágalo es un tratamiento excelente para prevenir el resfriado. No tomar en caso de fiebre.

Referencias bibliográficas

Heisel, O. et al., «Echiniguard treatment shortens the course of the common cold: A double-blind, placebo-controlled clinical trial», European Journal of Clinical Research, n.9, 1997, pp.
261-268Hemila, H., «Does vitamin C alleviate the symptoms of the common cold? - a review of current evidence», Scandinavian Journal of Infectious Diseases, n.26, 1994, pp. 1-6




Sharing is Caring!






¡HAZ QUE SE ESCUCHE TU VOZ!
Opiniones, dudas, peticiones: déjanos un comentario



Compre de forma segura en IAFSTORE
10% descuento extra en el primer pedido